TRES ANUNCIOS EN LAS AFUERAS: La sobrevalorada de cada año


Empieza una periodo muy bonito para cualquier cinéfilo. A principios de año se vienen los dos premios más importante del cine, que son los globos de oro y los preciados oscars. Durantes estos dos meses, mucha gente se aventuran a ver las posibles nominadas que supuestamente serán competidoras  a mejor película. Te encontrarás con películas maravillosas, que al momento se vuelven clásicos u otras que simplemente la crítica valora de manera exagerada y que te las tragas porque haces caso omiso de ellos. Tres Anuncios en las afueras es el mismo caso que Manchester frente al mar el año pasado. Películas puestas en los altares que buscan la lágrima fácil por medio de la melancolía.


Pero en la película de Martin Mcdonagh no es ni eso. No busca la lágrima fácil ni tampoco otras relacionadas con el sentimentalismo. Está destinada para hacerte sentir frío, distante con lo que ves. Puede recordarte mucho más a Comanchería, también del año pasado. Una película del género policíaco, ambientada en un pueblo de Estados Unidos, las cuales tienen similitudes entre sí: no se les encuentra sus intenciones.  




El ritmo es su principal problema, ya que es aburrida a más no poder. Su premisa no era del todo mala, pero su desarrollo sigue al ritmo tan apagado que te deja pensando si durante las dos horas que dura el film algo interesante va a ocurrir. La verdad es que nada ocurre.

Aunque tampoco es digna de suspender, porque algunos puntos gordos se salvan y, a pesar de que no sean en exceso, entiendes en puntos porque esta película está en los premios. Uno se la lleva de cabeza y es la actuación de Francis Mcdormand. Tiene que haber algún milagro para que no se lleve su segundo Oscar. Su mirada de odio constante, su malestar interno y su vandalismo que provoca en otro acierto: el uso de la comedia.

Hay varias escenas que son para reírte, con sus grandísimos diálogos en momentos tan increíblemente absurdos. El guión es muy notable en ese sentido.

Aún así, no es suficiente para llevarse la estatuilla para casa. Hay ya entre las nominadas películas que son mejores y que cautivan mucho más que esta. Ni tampoco se escapa de su desprestigiado título, de ser la sobrevalorada del año.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO