ERASE UNA VEZ EN AMERICA: Infinita siempre será


ERASE UNA VEZ EN AMERICA: Infinita siempre será

Sergio Leone nos dejo en 1989. Antes de irse, nos guardó una carta de despedida, escrita de manera sublime, sin ninguna tilde mal puesta. Esa nota tenía forma de película. 


Con casi 4 horas de duración, batí mi propio récord personal. Temiendo a algo lento, el maestro italiano me regaló unos de los minutos mas rápidos vistos delante de una pantalla. 


La época de la infancia de los protagonistas serán un grupo de escenas míticas, filmadas de manera impecable y acompañadas de una banda sonora magistral del maestro Morricone, que recordaré para siempre. Tales como el baile de Deborah, el pastelito, etc. Decir todas sería algo infinito.

Porque infinito sera esta película y su director, Sergio Leone, para la eternidad.


Sergio Leone nos dejo en 1989. Antes de irse, nos guardó una carta de despedida, escrita de manera sublime, sin ninguna tilde mal puesta. Esa nota tenía forma de película. 


Con casi 4 horas de duración, batí mi propio récord personal. Temiendo a algo lento, el maestro italiano me regaló unos de los minutos mas rápidos vistos delante de una pantalla. 


La época de la infancia de los protagonistas serán un grupo de escenas míticas, filmadas de manera impecable y acompañadas de una banda sonora magistral del maestro Morricone, que recordaré para siempre. Tales como el baile de Deborah, el pastelito, etc. Decir todas sería algo infinito.

Porque infinito sera esta película y su director, Sergio Leone, para la eternidad.


Cuando ya crecen, no sientes lo mismo. A pesar de ver a Robert de Niro, un actor increíble tratando temas de la mafia, ese tramo nunca estará a la altura del de la niñez. No se le da la misma profundidad y el mismo cariño.

Podría haber sido perfecta, que lastima..se quedo en un 9.


ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO