TARANTINO DEL 8 AL 1



Quentin Tarantino es uno de los directores favoritos de casi cualquiera y uno de los más tomados en cuenta para aquellos que recién se están iniciando en el cine. Le ames o le odies, nadie puede negar que ha formado un estilo único y es un autor de clásicos automáticos que ni siquiera necesita alta financiación para lograr brillar con sus obras. Hoy empezaré esta serie de directores con el rey del cine de culto y sus películas ordenadas de peor a mejor. Aclaro que sólo serán incluidas aquellas obras que lo hayan tenido como director y que además sean largometrajes, es decir, que su segmento en Four Rooms, el capítulo de CSI del que estuvo a cargo o el film Natural Born Killers, donde fue guionista, acreditado como creador de la historia, no se encontrarán en esta lista. Comencemos.            



No. 8

DEATH PROOF


De toda la filmografía del director esta es, sin dejar espacio a la duda, la más floja de todas, por no decir la mala, el hijo feo, el decimal que te impidió conseguir la beca, y cuantas cosas más se te ocurran. La que se supone que debería ser una película de terror/comedia se queda en ridícula barbarie carente de sentido y de esa narrativa que ha convertido a Tarantino en uno de los guionistas más atractivos de la época, intercambiándola por una sucesión de escenas de niñas grandes con poco carisma que desenlaza en la susodicha barbarie. Quentin tampoco está a prueba de muerte.



No. 7

JACKIE BROWN


Jackie Brown es una de esas películas que no son malas pero que les buscas lo destacable y te quedas vagando en medio del vacío. Tiene secuencias bien realizadas, diálogos que disfrutas y lo típico que puede esperarse tenga una película de este director, pero no tiene personajes memorables (claro, fuera de Samuel L. Jackson que, bueno, es Samuel L. Jackson en todo su esplendor), ni algún momento que te sea imposible sacarte de la cabeza, ni nada. Si le sumamos un metraje excesivo (y en parte innecesario) de 154 minutos y, inentendiblemente teniendo en cuenta lo anterior, un final apresurado, tal vez sea la película menos recomendable de Tarantino.



No. 6

KILL BILL


Kill Bill es una mezcla de lo mejor y lo peor de Tarantino, desde las escenas ridículamente increíbles (en el sentido literal de la palabra) hasta el monólogo de Bill sobre Superman encontramos un subir y bajar de calidad constante que, sin embargo, cumple con su labor de ser una historia para el recuerdo gracias a su montón de secuencias que abusan de lo asombroso, como la pelea contra los Crazy 88 o la de la boda. Eso sí, ya quisiéramos que todo el cine de acción fuera tan bueno.



No. 5

DJANGO UNCHAINED


La tendencia estos últimos años es la de hacer películas cada vez más aburridas denunciando el racismo, lo cual, si bien no está mal, es más, está muy bien, se hace de una forma tan monótona y directa que no nos da espacio a pensar otra cosa diferente a que su calidad cinematográfica no influyó nada en los premios que se ha llevado. Tarantino, él, es otra historia, se evita formalidades y discursos políticamente correctos para contar este relato de acción, aventuras y venganza, repleto de todas esas muertes impactantes que le dieron su innegable popularidad. Divertida y bien hecha, no le podemos exigir nada más.



No. 4

PULP FICTION


No dudo en que habrá quien se moleste por esta posición que le estoy dando, puede que haya algunos elementos de Pulp Fiction que, para mí, le quiten el "magistral" que todos le dan, no me malentiendan, me fascina lo poco convencional del filme y la forma en como impulsó la evolución de Hollywood, cada vez más cargado de historias violentas y masacres de personajes. Su manejo de la comedia es único, irreverente pero sin pasarse, un equilibrio tan logrado como cada una de las interpretaciones. En sí, lo que no me termina de encantar es que eso de la narrativa disruptiva podría convertirse sin ninguna dificultad en cortometrajes y hacer una película a lo Four Rooms, lo que le quitaría todo el sentido al principal atractivo del film. No obstante, es una película inolvidable y por más que pase el tiempo se seguirá hablando de ella.



No. 3

THE HATEFUL EIGHT


A sabiendas de lo que representaría para muchas personas ver a Los Odiosos Ocho un puesto por encima de Pulp Fiction, lo hago ¿Por qué? Simple, ya que estamos hablando del Tarantino director, en la humilde opinión de su servidor esta es de las ocho, la mejor lograda en ese aspecto. No sólo la bellísima fotografía en los exteriores, sino la forma en como son aprovechados todos los juegos de cámara que se pueden hacer estando dentro de la cabaña. Nunca verás una toma repetida, y mucho menos una mala, además, todo está dirigido de una forma tan innegable que a pesar del ritmo lento la tensión se mantiene sin parar como si de The Thing se tratase. Súmale una de las mejores partituras de uno de los mejores compositores que tenemos en el medio (el inefable Morricone) y una perfecta Jennifer Jason Leigh. Peliculísima ultrainfravalorada.



No. 2

RESERVOIR DOGS

Y ya dejando por fuera la dirección ¿Qué tal si hablamos del guión que marcó una era? Aquellos personajes misteriosos y carismáticos que nos mantenían en vilo, esperando a ver quién era el policía. El manejo del plot-point es magistral, tan poco convencional que sería imposible predecir que cualquier cosa iba a pasar en ese mismo momento aunque tuvieras el libreto en la mano. Además, le ayuda mucho a subir tan alto el hecho de que se trate de un "debut", porque es aquí donde se nota que un cineasta que nace es muy distinto a uno que se hace, todas las tarantinidades que tanto han influido en nuestra era actual se ven claras aquí, hay una personalidad tan propia y un amor tan grande tras la película que es imposible negarle el podio.



No. 1

INGLORIOUS BASTERDS



Si el resultado de una película es la suma de sus partes, podemos decir que esta es la gloria del director. Si bien su montaje deja que desear y hay algunas secuencias innecesariamente largas (o innecesarias, a secas) nos encontramos con un trabajo de dirección tremendo que nos obliga a sentir todo lo que quiere que sintamos, por ejemplo, la tensionante escena de la granja, estructurada a nivel visual y auditivo de una forma perfecta, y hay muchísimas más así. Los personajes, bastardos sin gloria en su máxima expresión, serán difíciles de olvidar para cualquiera que vea esta entretenida aventura de cazajudíos y cazanazis. Su potencia satírica e irreverente, sumada a un excelente manejo del guión y uno de los mejores trabajos visuales del director hasta la fecha la hacen una obra intangible. Tal vez lo mejor de Tarantino.




Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO