EL HOMBRE ELEFANTE: Gracias John


EL HOMBRE ELEFANTE: Gracias John

David Lynch. Parezco a primera vista un demente fanático, pero ni mucho menos. Para nada me acerco a ser un seguidor incondicional, porque siempre he dicho sus cosas que hace mal y detesto. Aunque siempre rescatamos cosas buenas. Cuando este hombre retorcido encuentra la lógica y se deja de paralelismos surrealistas, siempre cuece cosas de interés para el público amante de lo real y que además, contenga historias inquietantes. Y una de ellas está basada en una historia real, triste y desagradable.



Los que tengamos compasión y un mínimo de tolerancia, nos llega al corazón la tragedia vivida por Joseph Merrick. Un hombre que ha pasado a la historia por un hecho terrible que tuvo que vivir él, pero que también se recuerda la persona que llegó a ser. A pesar de todas las dificultades, él fue un hombre agradable, soñador, que simplemente pedía ser tratado como lo que es, un hombre, un ser humano. La película es capaz de transmitir los sentimientos y más, rompiéndonos el corazón a trozos cada vez que John Hurt abría la boca y lo que le costaba hacerlo. Lynch estructura de forma lineal muy entendible, adaptando los hechos reales sin tapujos. Las actuaciones no dejan indiferente a nadie, aunque de todos ellos, la mención se la lleva el ya fallecido John Hurt, nuestro querido Derrick. Las casualidades pocas veces existen, para que estas dos personas tuvieran el mismo nombre y dentro de largos años uno.

interpretara al otro. Parece increíble el poder que puede llegar a poseer una simple actuación, con los gestos y señas. Por el hándicap biológico del personaje, es de dificultad el habla pero Hurt demuestra su enorme talento para expulsar lo que lleva dentro, ayudado por un maquillaje que haría historia en el cine.


Estorba en estos tiempos el blanco y negro, aunque eso no significa que nos vaya a molestar su visionado.  Con momentos que te hacen llorar, preguntarte sobre la vida y darle gracias a Dios por estar sano. El poder del cine se demuestra una vez más, olvidando su alargado final que para la satisfacción de muchos, podría haber resumido más y recortar a varios personajes.

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO