UN PLIEGUE EN EL TIEMPO: La oscuridad destroza a la luz


Un pliegue en el tiempo, un pliegue en el tiempo...y yo pregunto que tiene que ver esto con el tiempo.

Cualquier película que saca la compañia Disney a la cartelera es siempre un evento especial para reunir a toda la familia con sus maravillosas historias plagadas de imaginación. Era; mejor dicho, hasta que llegó la castaña planetaria.

"A Wrinkle in Time" se la podría definir como la mayor aberración sacada por Disney en casi toda su existencia. Y si vamos más lejos, como una estafa que merece el doble de la paga de su entrada. Es una lluvia tremendamente ácida de efectos especiales por doquier buscando en todo momento la epicidad que consiguió Avatar y que apenas consigue sacarnos del aburrimiento sin sentido de lo que vemos. La película de James Cameron definía a sus personajes de una manera muy simple pero efectiva, en esta solo encontramos a caricaturas disfrazadas de payaso, sin motivaciones y desubicados en un guión de lo más pobre en diálogos y desarrollo. A excepción de una Storm Reid con ganas de sobresalir, los demás son lo más parecido a monigotes de parcelana sin alma. Actrices como Oprah Winfrey o nuestra querida Reese Whiterspoon hacen el completo ridículo en cameos basados en chistes necios que solo hacen dudar al espectador de que narices están viendo. 

A través de la repetición de canciones a cada momento compuesta por Sia o Demi Lovato y de su incansable infografía, se intenta cubrir la miseria que es imposible de taponar. Una película que se le veían ideas fascinantes en su buen arranque y que queda en su resultado final en un film llena de grietas o mejor dicho, pliegues.


LO QUE MAS ME GUSTA: Storm Reid se comporta como una auténtica guerrera

LO QUE MENOS ME GUSTA: Al empezar la aventura todo es un tormento




 



Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO